miércoles, 21 de marzo de 2012

Desamparo al fútbol base


*Por su interés reproducimos el artículo de Daniel Lobo publicado recientemente por el portal CanariasAhora.es en relación a la polémica por el cobro de la mutualidad al fútbol base que adelantamos en este blog a finales del mes pasado.


La situación que atraviesa la economía española, más en concreto la canaria, no ha pasado desapercibido para ningún ámbito, incluyendo por supuesto también al deporte. Hace unas semanas, el Gobierno de Canarias ponía en conocimiento de todos que no iba a hacer frente al pago que tiene pendiente con la UD Las Palmas y el CB Gran Canaria, en lo que se consideró un ataque a los representantes grancanarios por parte de la corporación insular presidida por José Miguel Bravo de Laguna.

Según ha podido saber CANARIAS AHORA, el presidente de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas, Antonio Suárez, ha comenzado a mantener reuniones con los máximos dirigentes de los equipos de fútbol grancanarios. Estas citas celebradas en pequeños grupos, ante la imposibilidad de reunir a todos los presidentes a la vez, han servido parar transmitir el presupuesto de la corporación insular, que este año se reduce hasta los 493.000 euros, a repartir entre todos las entidades futbolísticas de la isla. A comienzos de legislatura, el consejero de deportes anunció que la cantidad rondaría los 580.000, viéndose drásticamente reducida cuando ha llegado la hora de cumplir con lo pactado.

Esta cifra es la subvención a la que tienen derecho los equipos, con la que tendrán que afrontar los gastos de sus filiales, en la categoría de cadetes hacia abajo. En la temporada pasada también se incluyó a los juveniles, aunque en esta ocasión se argumentó que el dinero era sólo para jugadores con edad escolar, sólo hasta los 16 años.

La FIFLP también ha aprovechado estas reuniones para confirmar que la habitual cifra de 150.000 euros que destinaban al desarrollo del fútbol, ha sido cancelada por orden del organismo nacional presidido por Ángel María Villar. Es curioso que no haya dinero por parte de la RFEF para desarrollar a nuevos valores futbolísticos aunque si para primar a jugadores que ya son millonarios. 300.000 euros por cabeza es lo que cobrarán los seleccionados si se alzan con el título en la copa de naciones, más de 7 millones de euros en total, percibiendo unos cien mil euros más cada uno respecto a la anterior Eurocopa de Suiza y Austria.

Con la cantidad de millones que mueve diariamente el mundo del fútbol, sobre todo en la Liga Española, que cuenta con los mejores jugadores del planeta, no hay lugar para fomentar nuevos valores sino volver a repartir los ingresos entre los mismos de siempre. El Cabildo de Gran Canaria argumenta, con su consejero de deportes Lucas Bravo de Laguna a la cabeza, que no hay más dinero para los equipos, situación que no se entiende cuando se ha hablado en las últimas horas de unas gradas supletorias en las instalaciones del Estadio de Siete Palmas con un coste cercano al millón y medio de euros.

El único damnificado en toda esta revuelta es el fútbol base, que son todos esos niñas y niños que cada fin de semana van a los campos a jugar a su deporte favorito persiguiendo el sueño de emular a sus estrellas, aunque por desgracia no se les tiene en cuenta ahora que el fútbol español domina el mundo. Las construcciones siempre deben empezar por unos cimientos sólidos sobre los que sostener la estructura, que con este tipo de situaciones esta cerca de desmoronarse. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario