miércoles, 13 de junio de 2012

Los cracks de la Copa de Campeones Infantil


Para cerrar el capítulo referido a la Copa de Campeones de categoría Infantil, nuestro cronista de excepción Daniel Fernández, entrenador del Cadete Preferente y Juvenil Preferente del CEF Puertos de Las Palmas para la temporada 2012/2013; ha elaborado un perfil de los mejores jugadores de esta competición, en base a los partidos que presenció. Línea por línea, el joven y prometedor técnico de una de las mejores cadenas de la isla analiza a los cracks que muy pronto podrían dar un salto de calidad de su progresión como futbolistas.

Los atacantes Jéremi (Vallinamar), Néstor (Las Palmas), Rubén (Telde), Isaich (Atalaya) y López (Vecindario) comparten un podio liderado por Saúl Sánchez, referencia de ataque del Unión Viera. El ariete del equipo de Fran Saavedra fue asignado por la organización como el mejor jugador de la Liga de Campeones Infantil disputada en el campo Municipal Pedro Miranda.

A Saúl Sánchez lo definimos como un matador en el área que con un mínimo de inspiración puede hacer añicos cualquier entramado defensivo, así quedó patente con sus dos goles en el segundo acto frente a Las Palmas B, si bien el delantero rojinegro también anotó uno de los tantos de su conjunto ante Las Palmas A. Si sumamos su capacidad de hacer goles a que dispone de un físico privilegiado, imparable en su carrera con un excelente juego de espalda a portería e inmejorable golpeo, el resultado que nos da es de estar ante un delantero total.

La portería estuvo comandada por los guardametas Kiko (Vallinamar) y Álvaro (Las Palmas) . En el caso de Kiko, sus apariciones estelares impidieron en alguna que otra ocasión el triunfo de Las Palmas A sobre el Vallinamar en la gran final de la Liga de Campeones 2012. Tanto así que el joven cancerbero terminó llevándose el trofeo de mejor portero de este prestigioso torneo, no es para menos después de tan sólo encajar un gol en todos los partidos. Por la parte de Álvaro, portero de Las Palmas B, corresponde hacerle una mención especial después del recital de paradas que protagonizó frente al Unión Viera, especialmente en el primer acto, donde su equipo no encajó ningún gol a pesar de las múltiples ocasiones de los rojinegros.

Entre los caciques del área, destacamos a los defensores Derek (Las Palmas , Armiche (Unión Viera), Ancor (Unión Viera), Justine (Atalaya) y Pablo (Las Palmas). Derek sostuvo a su equipo frenando las constantes acometidas del Unión Viera hasta que se quedó sin fuelle y tuvo que ser sustituido en la segunda parte. El lateral Armiche, por su parte, se convirtió en uno de los defensores con más protagonismo en ataque debido a sus innumerables incorporaciones que sorprendieron a ambos filiales amarillos. El central Ancor, dotado de una buena envergadura de la que sacó tajada para imponerse ante la insistencia de los amarillos, se mostró expeditivo en labores defensivas y con el balón dominado evidenció una salida limpia desde atrás. Justine, central del Atalaya, poco protagonismo tuvo frente al potencial de ataque del cuadro anfitrión del Vallinamar, pero se le vieron buenas condiciones. Y, finalmente Pablo, aglutinó excelentes dotes de mando que le convirtieron en el cacique de la zaga de Las Palmas A.

Los centrocampistas que comandaron la parcela ancha del sintético del Pedro Miranda se concentraron en los nombres de Manu (Las Palmas), Toni Robaina (Las Palmas), Jesús (Unión Viera), Maikel (Telde), Marcos (Vallinamar) y Fran (Vallinamar). El amarillo Manu adjuntó en su juego una técnica exquisita con precisos envíos que se tradujeron en pases de gol hacia sus compañeros, especialmente ante el Unión Viera. Toni Robaina fue uno de los jugadores que más destacaron por su calidad técnica, sin lugar a dudas un futbolista superlativo en zona desequilibrante. El centrocampista Jesús, del Unión Viera, demostró una calidad tremenda, gestionando muchas fases del juego de forma correcta apoyándose en una inteligencia técnica y táctica descomunal. El jugador de banda del Telde Maikel aportó a su equipo muchas alternativas desde su posición, pues asumió los galones del equipo teldense en momentos decisivos apoyado en gestos técnicos de categoría. Marcos y Jaime, jugadores del Vallinamar, ejemplificaron el potencial de ataque del equipo anfitrión en la Liga de Campeones 2012, ofreciendo muchas soluciones en zona de finalización y siendo solidarios con sus compañeros.


1 comentario:

  1. Ese cronista si no vio a al central del vallinamar y el lateral izquierdo no se entera los mejores defensas del campeonato si duda alguna

    ResponderEliminar