lunes, 6 de agosto de 2012

Carlos González, otro canario en el Real Zaragoza


Un nuevo talento que cruza el charco. El delantero del cadete de la UD Vecindario, Carlos González -nacido el 20/5/1997-, se incorporó hoy lunes a la disciplina del Real Zaragoza, club que a través de su representante, Dani López, concretó el fichaje de esta joven promesa que la pasada temporada marcó 52 goles alternando con los equipos cadete A y B de la entidad sureña.

La UD Las Palmas, que ya en su etapa de infantil se interesó por el futbolista -que por motivos de estudios no llegó a concretar su pase a la casa amarilla-, volvió a insistir este verano, pero tanto el padre, Fran González, como el mismo futbolista prefirieron al conjunto maño. "Él quería probar fuera y hemos optado por el Zaragoza, por su estructura y porque es un club de Primera División. También quería depender de sí mismo y terminar su formación, tanto a nivel de estudios como de futbolista", señaló ayer el progenitor del jugador de Santa Lucía.

Fran González prioriza los estudios de su hijo al fútbol. "Siempre le digo que primero son los estudios, incluso ahora que se va a Zaragoza. Ya le he adelantado que si no saca buenas notas, se vuelve a casa. Cuando pasó de alevín a infantil, la Unión Deportiva se interesó en él, pero como estudiaba en Tafira, en el Colegio Garoé, y salía a las cuatro de la tarde, no tenía tiempo para ir a entrenar con Las Palmas y preferimos que siguiera en el Vecindario. También este verano Las Palmas ha insistido bastante, pero hemos optado por que diera el salto".

Por su parte, Carlos González, destacado delantero que en su corta carrera deportiva ha marcado más de 300 goles, se mostraba muy alegre ayer con su incorporación al club maño. "Estoy muy contento e ilusionado con poder entrenar y jugar en un equipo como el Zaragoza".

El joven futbolista sureño no estará solo en la capital maña. Allí se encontrará con el galdense Javi Álamo, que recientemente fichó por el primer conjunto aragonés procedente del Recreativo de Huelva.

*Un artículo de Marcelino Suárez en el periódico La Provincia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario