sábado, 11 de agosto de 2012

La Isleta, cuna de estrellas


El barrio capitalino de La Isleta ha sido tradicionalmente un popular barrio de pescadores y gente de clase obrera, con las irremediables influencias de la playa de Las Canteras, el Puerto y el polígono industrial de El Sebadal, así como del acuartelamiento del Regimiento de Infantería Canarias 50 y otras instalaciones militares.

Pero el deporte, y más concretamente el fútbol, también ha sido uno de los buques insignia de esta zona de Las Palmas de Gran Canaria con numerosos futbolistas que han nacido y crecido en sus estrechas y animosas calles.

El histórico Pepe Gonçálves García, que da nombre a uno de los principales campos de fútbol del municipio y considerado uno de los pioneros del fútbol canario, fue uno de sus principales frutos futbolísticos. Nacido en 1894 y después de estudiar varios años en Inglaterra volvió a Canarias para entre otras cosas crear el histórico Real Club Victoria, que recientemente celebró su centenario (2010).

La UD Las Palmas ha estado plagada de grandes jugadores que procedían de La Isleta, como Antonio Jorge, Pantaleón, Roque Díaz o el brillante guardameta de los años sesenta Betancor, que tras militar en el conjunto amarillo recaló en el Real Madrid, donde se alzó con seis títulos de liga y una Copa de Europa (1965-66), llegando a ser llamado por la Selección Española.

Más recientemente nos encontramos con futbolistas como Guayre, los hermanos Castro (Guillermo, Ale y el goleador bético Rubén) o las zagas de gemelos de los Suárez y los Castellano, ahora en la primera plantilla del representativo canario, donde comparten vestuario con otro isletero, el defensor Deivid, uno de los fichajes de la presente campaña.

Néstor y Juan Carlos dos isleteros al Real Madrid
Néstor y Juan Carlos con sus padres
La cantera de La Isleta sigue dando sus frutos, en estos días dos jóvenes del barrio se están preparando para incorporarse a la disciplina del Real Madrid. Se trata de Néstor Sánchez y Juan Carlos Arana, que abandonan la U. D. Las Palmas para fichar por el club más laureado del mundo.

Néstor, que va a militar en el Cadete B madridista, se formó como futbolista en las cadenas del Unión Peña y el Puertos LP, antes de recalar en la UD Las Palmas en categoría Alevín. Con un promedio goleador que impresiona (108 goles) y participando con el equipo Infantil y el Cadete, Néstor llega a la casa blanca para seguir haciendo lo que más le gusta, marcar goles.

Por su parte Juan Carlos, es un caso más llamativo por la premura en su fichaje, ya que son pocos los futbolistas de su edad (12 años) que ingresan en el Real Madrid. Juan Carlos siempre ha sido un adelantado a su tiempo y de hecho llegó a enfrentarse a su compañero de viaje pese a que éste le pasa dos años de edad. En la última campaña se ha consagrado como una de las más jóvenes promesas de la cantera amarilla con 122 goles anotados y cuajando una excelente campaña tanto en la liga regular como en el prestigioso torneo Danone Nations Cup, sin duda su catapulta a la élite.

Juan Carlos comenzó a dar patadas al balón en el equipo de Las Coloradas, para posteriormente dar el salto al Viera, Acodetti y por último a la U. D. Las Palmas. Tras ser pretendido por varios equipos punteros, Juan Carlos llega al Real Madrid feliz y con ansias triunfar.

En próximos artículos analizaremos las trayectorias de Néstor y Juan Carlos y publicaremos las declaraciones que han realizado a este blog en estos días.

4 comentarios:

  1. Hasta yo metería 122 goles en Las Palmas. La liga de aquí es muy inferior a la de la península. Le deseo mucha suerte a los dos y que les vaya bien. El nivel de ahí es muy superior.

    ResponderEliminar
  2. ahora en el futbol norteño tambien hay buenos futbolistas que saldran fuera para conseguir algo y si no tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  3. ojala y salgan todos los que puedan.. orgullo deberia de darnos esta pesca de jugadores en la isla.. quiere decir que se estan haciendo las cosas bien y hay calidad

    ResponderEliminar
  4. muy bien por los jugadores y sus familias es una oportunidad unica para competir y madurar como persona, a dos horas de canarias y amplias posibilidades para sus padres agasajarlo. A disfrutar y demostrar las amplias cualidades que tienen, ya que en las palmas se perdería en la mediocridad como ha ocurrido y esta ocurriendo con otros grandes jugadores por culpa de una gestión caduca en la cantera de las palmas. Felicidades.

    ResponderEliminar