jueves, 29 de noviembre de 2012

Daniel Fernández: "Me voy del Puertos LP por discrepancias con la nueva dirección deportiva"



Esta temporada 2012/2013 no está siendo nada fácil para el C. E. F. Puertos de Las Palmas. La destitución hace varias semanas del hasta entonces entrenador del Juvenil Nacional Armiche Quevedo ha desencadenado una serie de movimientos que hacen tambalear la estructura del club.

Felipe Sánchez llegó a la presidencia del Puertos LP hace poco más de un año, después de 19 años de mandato del anterior presidente y fundador, Pepín Quevedo. La familia Quevedo venía gestionando la entidad, logrando importantes éxitos como el ascenso del Juvenil a División de Honor, y, lo más importante, consolidarse como una de las grandes cadenas de la ciudad.

El repentino cese del técnico del Juvenil A, Armiche Quevedo, hijo del ex presidente, tras la disputa de la tercera jornada; llevó consigo la dimisión del hasta entonces coordinador y alma máter del club Ayoze Quevedo, otro de los hijos de Pepín; así como de el coordinador técnico Óscar Méndez. 

El presidente portuario no dejó lugar a dudas y en pocas horas llegaron Mimi Peláez, para ocupar los puestos de Ayoze Quevedo y Óscar Méndez; y de Israel Santana, para dirigir el primer equipo de la entidad que debía salir de los puestos de descenso de la División de Honor.

La semanas fueron pasando, pero el agua nunca terminó de llegar a su cauce. Prueba de ello han sido las discrepancias entre la dirección deportiva y el entrenador del Juvenil B y Cadete A, Daniel Fernández, que han provocado la dimisión de éste último en la noche de ayer miércoles. El joven técnico, caracterizado además por su indudable poder de captación, se ha sentido menospreciado por la nueva dirección deportiva, y no ha querido seguir en la entidad.

Escasas horas después de comunicar al club su decisión de dimitir, hemos podido hablar con Daniel Fernández, que nos ha respondido a las siguientes cuestiones. 

¿Cuáles han sido los motivos de tu decisión?
Los motivos que me han llevado a tomar esta determinación quedan representados en situaciones que se han derivado hacia frecuentes circunstancias que han ido en contra de los intereses referentes a los equipos en los que actuaba como máximo responsable. Discrepancias en la gestión llevada a cabo por los responsables del club con respecto al orden de prioridades asignadas por los mismos, el detonante. Tengo ideas que difícilmente abandono porque me hacen como técnico, entiendo que los dirigentes del Puertos de Las Palmas también pueden tener las suyas. No se ha llegado a un acuerdo mutuo como para llegar a un entendimiento y que ello posibilitara mi continuidad en el club.

¿La situación deportiva de los dos equipos que entrenabas ha influido?
En absoluto. Estoy muy contento por el trabajo que se ha desarrollado teniendo presente los múltiples obstáculos con los que hemos tenido que convivir diariamente.

¿Estuviste de acuerdo con los cambios que se han producido en el organigrama del club?
Lo único que puedo expresar es que no estoy de acuerdo con una mala gestión. Si los cambios que se han producido son los correctos o no, a mí no me corresponde valorarlo, no estoy acreditado para ello. Pero sí que depende de mí aceptar o ser partícipe, o no, de los mismos, y es evidente que con mi decisión de dejar el club queda clara mi postura de forma tajante. Dedico mucho tiempo al fútbol con el ánimo de crecer y formar a los futbolistas que tengo a mi disposición en base a ese pensamiento, empleo el tiempo en factores que pueden ser modificables por mi persona.

¿Esta dimisión supone un fracaso para ti como entrenador?
A nivel personal, esta dimisión supone un precedente que adjunta el fortalecimiento de una forma de ver y entender el fútbol muy particular, en la que solo tiene cabida el deseo de poder hacer las cosas correctamente en el intento de seguir proyectándome como técnico de cara al futuro próximo y de hacerlo ligado a un grupo de trabajo que persiga el mismo objetivo. En este caso, no se han aglutinado los ingredientes necesarios como para que se den las circunstancias oportunas como para progresar hacia tal marca.

Eres un entrenador de sobra conocido, e incluso diría codiciado ¿manejas alguna oferta? ¿qué piensas hacer lo que resta de temporada?
De responder, no sería lo correcto en estos momentos. Tan sólo puedo transmitir mis ansias por entrenar y hacerlo ligado a un club que se identifique con mis ideales como entrenador, que no son otros que reunir los condicionantes que nos permitiría a todos encaminarnos hacia un panorama de prestigio y proyección. En los próximos días, valoraré el futuro próximo, pero cabe la posibilidad de tener la opción de recalar en las filas de otro club. No es el momento de tomar decisiones a la ligera, a pesar de la frialdad con la que me gusta enfocar estos asuntos, quiero hacer las cosas bien.

¿Qué mensaje les darías a los jugadores que han llegado al Puertos LP por ti?
Me considero un técnico bastante transparente de cara a mis futbolistas, no les diría nada que no supieran. En cada instante, intento transmitirles la necesidad de tener el fútbol como prioridad, especialmente si dispones de recursos como para crecer, que normalmente es el caso, trato de enfocarles la perspectiva del fútbol profesional, y de la importancia de seguir una metodología de trabajo meticulosa, en la que solo tiene cabida el proceso de formación que, con respecto al futuro próximo, les definirá hacia posibilidades de mayor o menor prestigio.

No hay comentarios: