martes, 22 de enero de 2013

CADETE PREFERENTE: Análisis de la 18ª jornada


Sólo cambiaron dos símbolos en la quiniela con respecto a la de la primera vuelta, y es que el Doramas consiguió empatar y el Huracán se tomó la revancha en su partido ante el Telde. 

Pedro Hidalgo – Unión Viera (0-3). Sigue alargándose la racha negativa del Pedro Hidalgo, ya son tres meses sin ganar un partido, y eso es un lastre que se va acumulando y pesa ya demasiado. Su rival de esta jornada fue el conjunto dirigido por Antón, que consigue acercarse al segundo puesto gracias a la derrota del Telde, encontrándose en estos momentos a tan sólo tres puntos, por lo que se une de manera seria a la lucha por acudir al Campeonato de Canarias. 

Barrio Atlántico – San Isidro (5-1). Partido que comenzó con la incertidumbre de si el equipo visitante llegaría a tiempo para disputar el encuentro, y es que los de Gáldar no se enteraron de que el partido se adelantaba a las 10:30 hasta esa misma mañana del sábado. Finalmente aunque algo justos llegaron a tiempo para disputar el partido. Los locales no dieron opción y demostraron ser muy superiores durante todo el encuentro. El San Isidro vuelve a perder una oportunidad de salir de las posiciones de descenso. 

Doramas – San Pedro Mártir (0-0). Reparto de puntos en este enfrenamiento directo por evitar los puestos de descenso. Este punto cosechado hace distanciarse un poco más a ambos conjuntos, y es que los siete últimos clasificados, fueron ellos los únicos en puntuar esta jornada. Además es importante reseñar que el San Pedro Mártir se ha hecho con el golaverage particular, por lo que en caso de empatar a puntos al final de la temporada, serían los del Cruce de Arinaga los que ocuparían la plaza inferior. 

Huracán – Telde (2-0). El partido de la jornada dio muestras del porqué son dos de los mejores equipos de la categoría. Jugado de poder a poder, existía la sensación de que el primero en marcar se podría llevar el partido, como así fue. No sería hasta la segunda mitad cuando el equipo local se pudo adelantar de cabeza tras la salida de un córner. Pero el verdadero premio, y el gol más importante, es el que tuvo lugar al final del partido, y es que con este marcador el Huracán se hace dueño del golaverage particular lo que le hará sumar “un punto extra” en caso de empate final a puntos con el equipo teldense. 

Las Palmas – Vallinamar (10-1). Goleada a placer del equipo amarillo que, con un hattrick de Rubén y un doblete de Henry, se deshizo de un débil Vallinamar. Las Palmas se encuentra ya con un colchón de 11 puntos sobre su inmediato perseguidor; mientras el Vallinamar, empatado a puntos con el descenso, tiene un mes muy propicio para intentar alejarse de los mismos, ya que de los próximos cuatro partidos, tres los juegan en el Pedro Miranda. 

Piletas – Acodetti (1-2). Partido con poco fútbol donde lo ajustado del marcador dio emoción a los minutos finales. Mucho mejor plantado el Piletas, hizo que el Acodetti no pudiera encontrarse cómodo en ningún momento en los primeros cuarenta minutos y fruto de ellos llegó el gol local para llegar al descanso con ventaja. La segunda mitad los cambios realizados por el técnico naranja Carlos Placeres hicieron tener mayor peso en el encuentro, eso sumado a las expulsiones (una por cada bando), hizo que con más espacios pudiesen llevarse un partido en el que el Piletas pudo merecer algo más que una derrota. 

Vecindario – San Antonio (4-1). Se presentaba el conjunto sureño con muchas bajas debido a la gran cantidad de expulsiones en su partido anterior, eso, sumado a que llevaba dos jornadas sin ganar, hacían muy importantes los tres puntos en juego, pero el rival que tenía enfrente no consiguió poner en riesgo la posibilidad de alcanzar el segundo puesto que persiguen los blanquinegros. El San Antonio tiene ahora una serie de partidos de rivales de la zona baja, por lo que intentará alcanzar sus primeros puntos de la temporada. 

Puertos LP – Arucas (3-3). Partido muy disputado el vivido en la mañana del domingo en la Junta de Obras, ambos equipos apostaron por continuar con su juego combinativo a pesar del mal estado del terreno de juego. Al descanso se llegaría con empate a dos, con el equipo visitante siempre a remolque en el marcador. La segunda mitad seguiría por los mismos derroteros pero en esta ocasión fue el equipo local el que tuvo que anotar para poder obtener un empate en su feudo. Al final del partido el marcador mostraba un empate a tres tantos, muestra del gran número de ocasiones obtenidas durante todo el partido. 

Para el fin de semana próximo recomendamos: 
Unión Viera – Barrio Atlántico. El Viera quiere continuar en la lucha por el segundo puesto, pero el Barrio Atlántico es un hueso duro de roer. En la ida se impuso el cuadro rojinegro 0-4. 

San Isidro – Doramas, partido vital para las aspiraciones de salvación de ambos. En la ida ganó el Doramas 4-1.

 *Por Yaríh Castellano (@Ycq1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario