viernes, 1 de febrero de 2013

Copa del Atlántico: España 2 - Portugal 1


El resultado del primer partido no le dejaba otras opciones a España y Portugal. A la rojita el empate le era suficiente al tener mejor coeficiente de edad, 11 días menos que los mexicanos, pero no dieron lugar a ello ante una selección lusa a la que solo le valía la victoria. Estos fueron ingredientes más que suficientes para que las dos selecciones saliesen enchufadas desde el pitido inicial, si bien, con más insistencia atacante de Portugal en una final ibérica, de raza, con dos selecciones buscando cada cual su objetivo. 

España cedió el balón al combinado de Sousa, y sin grandes agobios capeó los embates portugueses. La rapidez del grancanario Sandro la quería explotar el equipo español, pero apenas lograban enlazar en jugadas de ataque. La presión del rival no permitía a España desenvolverse con soltura a pesar de los intentos de Sergio y Borja. 

La disposición sobre el terreno de las dos selecciones no permitía que las ocasiones se diesen, por lo que las acciones a balón parado venían a cobrar protagonismo. Portugal las peleaba con gran ímpetu, pero la defensa española no dejó un palmo de terreno para que las pudiesen concluir con éxito. España también lo busco en acciones de estrategia, y en una de ellas, tras un saque de esquina, Julio Cesar remató de cabeza ajustado al poste. 

En el segundo periodo apenas hubo variación en el desarrollo del partido. El juego mantenía sus parámetros pero quizás con más llegadas de la roja, sobre todo por el cambio de actitud de los jugadores de banda rojillos. Subían más y ello hizo que Portugal tuviese más dificultad para subir. En una de las llegadas de José Luis, que había cambiado su posición con Rubén, le puso el balón a los pies de Santi Mina para que en la misma boca de gol, mandase le balón al fondo de la red. Estaba ya resuelto el problemas, solo quedada la duda de su Portugal podía buscar el gol que le hiciese que los mexicanos soñase con la victoria, pero apareció Sandro. El jugador grancanario se inventó una de sus acciones individuales para adentrarse en el área y marcar ajustado al poste. A partir de entonces España jugó mucha más relajada ante la desesperación de Portugal que logró recortar el marcador al convertir Filipe Nascimento un libre directo desde la frontal.


Ficha técnica
ESPAÑA: Ander; Jaime, Julio Cesar, Iván, José Luis; Iván Calero (Santi Mina, min. 53), Sergi, Borja, Serrano; Sandro (Unai, in. 89) y Álvaro (Rubén, min. 46). 
Seleccionador: Santi Denia. 

PORTUGAL: Tiago Sá; Alex Alfaite, Joao Nunes, Ricardo Tavares, Rubén Ribeiro; Joao Graca (Belinha, min. 63), Francisco Ramos, Helinho (Filipe Nascimento, min. 63); Ivo Rodrígues (Gelson, min. 82), André Silva y Cristian (Nuno Santos, min. 73). 
Seleccionador: Hélio Sousa 

GOLES: 1-0, min. 62: Santi Mina. 2-0, min. 74: Sandro. 2-1, min. 80: Filipe Nascimento. 

ARBITRO: Juan Luis Pulido Santana, asistido Álvarez Liria y Bolaños Santana.

*Crónica de Sergio Sánchez (Canarias 7)


No hay comentarios:

Publicar un comentario