sábado, 9 de marzo de 2013

Cuatro meses de destierro




No corren buenos tiempos para la familia del C. D. Firgas. El pasado jueves se cumplieron cuatro meses del paso por Gran Canaria de aquel fatídico temporal que inutilizó el estadio Domingo Ponce, recinto deportivo que utilizaba la amplia cadena del equipo rojillo.

La madrugada de aquel 7 de noviembre de 2012 no paró de llover en gran parte de la isla, especialmente en la Villa de Firgas. El campo de fútbol del casco firguense estaba anegado de agua, los desagües no daban abasto para drenar la gran cantidad de agua que estaba cayendo. Así cuando apenas eran las 8:40 de la mañana, una de las paredes del recinto deportivo se derrumbó, afectando incluso a parte del terreno de juego.

Inmediatamente se clausuró el campo de fútbol municipal y los técnicos municipales se pusieron a trabajar para realizar el proyecto de rehabilitación. Los políticos también se apresuraron a anunciar que pronto comenzarían las obras y que los más de 200 componentes del C. D. Firgas volverían a su estadio lo antes posible.

Como casi siempre con las promesas políticas, todo quedó en eso ... en promesas. La realidad cuatro meses después es que el C. D. Firgas es el único que ha trabajado para que la actividad deportiva vuelva al Domingo Ponce. La directiva que preside Yasmina Hernández se ha movido hasta la extenuación, realizando multitud de reuniones y de iniciativas populares para poner fin al destierro en el estadio Bienvenido Angulo, del barrio de Casablanca.

Hace poco más de una semana, la junta directiva, padres, madres, socios y aficionados en general acudieron a una reunión en el consistorio firguense con el grupo de Gobierno municipal. Allí les informaron que el Consorcio de Compensación de Seguros ha asumido los daños del estadio, aunque por una cuantía sustancialmente inferior a la que habían valorado los técnicos municipales.

El enfrentamiento entre el Seguro y el ayuntamiento no es nada halagüeño para las esperanzas del C. D. Firgas de volver a su "casa". Pero ahí han vuelto las promesas, la alcaldesa Paola Hernández manifestó al club que el ayuntamiento se hará cargo de las obras y que la temporada 2013/2014 comenzará en el estadio Domingo Ponce.

La realidad es la que es, cuatro meses después la instalación está totalmente abandonada, las obras no han comenzado y el C. D. Firgas sigue en el destierro de Casablanca con las incomodidades que ello conlleva. Desde aquí instar a las instituciones a que respondan a esta problemática y dar muchos ánimos a la familia rojilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario