domingo, 10 de marzo de 2013

Nuevo caso de violencia contra un árbitro en un partido de benjamines


Durante la tarde de ayer tenía conocimiento de un nuevo caso de violencia en nuestro fútbol base. Concretamente me contaban que el entrenador de un equipo Benjamín había agredido brutalmente al colegiado del encuentro que se disputaba en el estadio Junta de Obras de la capital. 

Tras conocer la noticia, tuve la oportunidad de hablar con un miembro del C. E. F. Puertos de Las Palmas, que me contó los lamentables incidentes que presenció en la mañana del sábado, unos incidentes que recogió el periódico Canarias7 en su edición impresa de hoy, con el siguiente artículo. 


Grave agresión a un árbitro por el entrenador del Piletas B Benjamín

F.M.H.V. entrenador del Piletas B de categoría Benjamín de Gran Canaria, que hacía cinco minutos que había sido expulsado por insultar a sus propios jugadores en el partido frente al Puertos LP B (ganaba este por 7-2), aprovechó que el árbitro Y.R.G, estaba cerca para agredirle de manera brutal, con una patada primero y luego un cabezazo, según testigos de la denigrante acción, que le produjeron importante lesiones al colegiado, que tuvo que ser evacuado a una clínica. Sufre desplazamiento de la mandíbula, además de una contusión cervical, según el primer diagnóstico. 

El partido se jugaba en el campo de la Junta de Obras del Puerto. Después de la expulsión del técnico del Piletas B (minuto 45), éste se quedó junto al terreno de juego. Cuando el árbitro le vio –devolvió un balón al campo con malas intenciones, dirigido a golpearle-, le explicó que no podía estar ahí. Cuando se dio la vuelta para seguir con el juego se produjo la agresión.

*Imagen de archivo de un partido de fútbol 7 en la Junta de Obras. 

8 comentarios:

  1. ¿Pero qué criterio de selección siguen los clubs para dirigir equipos de niños?. Un tío que insulta a sus niños-jugadores y es capaz de agredir de esta manera no puede estar al frente de nada y menos de un grupo de niños.

    ResponderEliminar
  2. "Insultar a sus propios jugadores"....."agredir al árbitro". Menuda calaña la de este sujeto. Esperemos que, si todo lo aquí comentado es cierto, tanto la federación como el propio club Piletas lo sancionen de manera ejemplar, apartándolo para siempre, sí, para siempre, del fútbol en cualquiera de sus modalidades: entrenador, jugador, directivo, etc

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, deberían prohibir la entrada a todo recinto deportivo, aquellas personas que causen algun tipo de desorden publico o con violencia. Ese tipo de persona hacen que la practica de cualquier deporte, de su belleza parezcan horribles, por culpa de estos energumenos.

    ResponderEliminar
  4. buenos dia soy padre de un niño qu esta en el partido donde este energumeno le pego al abiltro y la verdad que fue muy desagradable personas como estas no se les puede dejar entrar en ninguna intalaciones espero que le inpidan la entrada a cuarquier resinto deportivo

    ResponderEliminar
  5. Para que pongan auna persona así dirigiendo a niños, más vale que los niños se queden en casa jugando a la play. Manda huevos!!! LAMENTABLE NO, LO SIGUIENTE...

    ResponderEliminar
  6. Seguro que todos los que salen ahoa criticando esta actitud, se les ha oido en algun campo frases como la de que pitas sub....., no tiens ni idea hijo de p...., y asi una inimaginable cantidda de insultos que a los oidos de todos incluso la de sus propios hijos. Pues ya va siendo hora de empezar a dar ejemplo los papas y las mamas que tambien no veas a la hora de insultar como se las gastan, y ojo no estoy generalizando, es mas es que lo hace lo sabe,y dejar que los niños disfruten del deporte, que Messi y Cristiano nadamas que los veremos por la tele.

    ResponderEliminar
  7. Veo tertulias por la tele donde los mas prestigiosos analistas deportivos de españa debaten sobre una jugada con trpecientas mil veces repeticiones de todos los angulos y algunos hasta con un arquitecto y no se ponen de acuerdo, como para poner de acuerdo a aficionados al futbol los domingos porque juega su hijo y se permiten el lujo de insultar , menosprecias, agredir y cuestionar las decisiones de un muchacho que sobre la marcha tiene que tomar una decision.

    ResponderEliminar